Alcalde de Templo

Ser uno de los templos principales de los aztecas en su capital de Tenochtitlan, que es ahora Ciudad de México. Su estilo arquitectónico pertenece al último período Postclásico de Mesoamerica. El templo se llamó el en la lengua de Nahuatl y se dedicó simultáneamente a dos dioses, Huitzilopochtli, Dios de la guerra y Tlaloc, Dios de lluvia y agricultura, cada uno de los cuales tenía un lugar sagrado en lo alto de la pirámide con escaleras separadas. El templo, midiendo aproximadamente en su base, dominó un Recinto Sagrado. La construcción del primer templo comenzó algún día después de 1325, y se reconstruyó seis veces después de esto. El templo fue destruido por los españoles en 1521. El sitio arqueológico de nuestros días está sólo al nordeste de Zocalo o la plaza principal de Ciudad de México, en la esquina de lo que es ahora Seminario street y Justo Sierra street.

El sitio es la parte del Centro Histórico de Ciudad de México, que se añadió a la Lista del Patrimonio universal de la UNESCO en 1987.

Descubrimiento y excavación

Después de la destrucción de Tenochtitlan, el alcalde Templo, como la mayor parte del resto de la ciudad, se desmontó y luego cubierto por la nueva ciudad colonial española. La posición exacta del Templo se olvidó, aunque antes del 20mo siglo los eruditos tuvieran una idea buena donde buscarlo. Esto estaba basado en el trabajo arqueológico hecho al final de 19no siglo y la primera mitad del 20mo. Leopoldo Batres hizo un poco de trabajo de excavación al final de 19no siglo bajo la Ciudad de México Catedral Metropolitana porque en este tiempo, se pensó que el templo estaba allí. En las primeras décadas del 20mo siglo, Manuel Gamio encontró que la parte de la esquina sudoeste del templo y su encuentra se pusieron sobre la demostración pública. Sin embargo, no generó el gran interés público en la excavación adelante ya que la zona era un barrio residencial de clase alta. En 1933, Emilio Cuevas encontró la parte de una escalera y viga. En 1948, Hugo Moedano y Elma Estrada Balmori excavaron una plataforma que contiene a cabezas de la serpiente y ofrecimientos. En 1966, Eduardo Contreras y Jorge Angula excavaron un pecho que contiene ofrecimientos que fue explorado primero por Gamio.

Sin embargo, el empuje para excavar totalmente el sitio no vino hasta a finales del 20mo siglo. El 25 de febrero de 1978, los trabajadores para la compañía eléctrica cavaban en un lugar en la ciudad entonces popularmente conocida como la “isla de los perros.” Se llamó tal porque ligeramente se elevó sobre el resto de la vecindad y cuando allí se desbordaba, los perros de la calle se reunirían allí. En sólo más de dos metros abajo golpearon un monolito prehispano. Esta piedra resultó ser un disco enorme de en el diámetro, grueso y pesador. El alivio en la piedra se decidió más tarde a ser Coyolxauhqui, la diosa lunar, datando al final del 15to siglo.

A partir de 1978 hasta 1982, los especialistas dirigidos por el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma trabajaron en el proyecto de excavar el Templo. Las excavaciones iniciales encontraron que muchos de los artefactos estaban en el bien bastante condición de estudiar. Los esfuerzos se fundieron en el Proyecto del alcalde Templo, que fue autorizado por el decreto presidencial.

Para excavar, trece edificios en este área se tuvieron que demoler. Nueve de éstos se construyeron en los años 1930 y cuatro dató a partir del 19no siglo y había conservado elementos coloniales. Durante excavaciones, más de 7,000 objetos se encontraron, generalmente ofrecimientos incluso efigies, potes de arcilla a la imagen de Tlaloc, esqueletos de tortugas, ranas, cocodrilos, y pescado, cáscaras del caracol, coral, un poco de oro, alabastro, estatuillas de Mixtec, urnas de cerámica de Veracruz, máscaras de lo que es ahora estado de Guerrero, traqueteos de cobre, cráneos decorados y cuchillos de obsidiana y sílex. Estos objetos se alojan en el Museo del alcalde Templo. Este museo es el resultado del trabajo hecho desde principios de los años 1980 para rescatar, conservar e investigar al alcalde Templo, su Recinto Sagrado y todos los objetos asociados con ello. El museo existe para hacer todo encontrar disponible para el público.

Etapas más tempranas del templo

El sitio excavado consiste en dos partes, el propio templo, expuesto y marcado para mostrar sus varias fases de desarrollo, junto con algunos otros edificios asociados y el museo, construido para alojar los objetos más pequeños y más frágiles.

Las pirámides mexicanas típicamente se ampliaban construyendo sobre previo, usando el bulto del antiguo como una base para éste, ya que los jefes posteriores procuraron ampliar el templo para reflejar la grandeza creciente de la ciudad de Tenochtitlan. Por lo tanto, cavar abajo a través de esta pirámide nos devuelve a tiempo. El primer templo fue comenzado por los aztecas el año después de que fundaron la ciudad, y la pirámide se reconstruyó seis veces después de esto. Siete etapas del alcalde Templo, excepto el primer, se han excavado y se han asignado a los reinados de los emperadores que eran responsables de ellos.

La construcción del primer alcalde Templo comenzó algún día después de 1325. Esta primera pirámide sólo se conoce a través de archivos históricos ya que la mesa de la pleamar de viejo lakebed previene la excavación. Según estos archivos, la primera pirámide se construyó con tierra y madera perecedera, que puede no haber sobrevivido al presente.

El segundo templo se construyó durante los reinados de Acamapichtli, Huitzilihuitl y Chimalpopoca entre 1375 y 1427. La parte superior de este templo se ha excavado, exponiendo dos lugares sagrados de piedra cubiertos en el estuco en el lado del norte. Un chacmool se destapó también. En el lado del sur hay una piedra de sacrificio llamada un “téchcatl” y una cara esculpida.

El tercer templo se construyó entre 1427 y 1440 durante el reinado de Itzcoatl. Una escalera con ocho abanderados de piedra es de esta etapa que lleva el glyph con el año De cuatro cañas (1431) Estos portadores estándares acto como “guerreros divinos” guardia del acceso a los lugares sagrados superiores.

El cuarto templo se construyó entre 1440 y 1481 durante los reinados de Moctezuma I y Axayacatl. Se considera que esta etapa tiene el más rico de las decoraciones arquitectónicas así como esculturas. La mayor parte de ofrecimientos de las excavaciones son a partir de este tiempo. La gran plataforma se decoró con serpientes y braseros, algunos de los cuales están en la forma de monos y unos en la forma de Tlaloc. En este tiempo, la escalera al lugar sagrado de Tlaloc fue definida por un par de serpientes ondulantes y en medio de este lugar sagrado era un pequeño altar definido por un par de ranas esculpidas. El monolito circular de Coyolxauhqui también fechas a partir de este tiempo.

El quinto templo (1481–1486) se fecha durante el reinado corto de Tizoc. Durante estos cinco años la plataforma se recuperó en el estuco y la plaza ceremoniosa se pavimentó.

El sexto templo se construyó durante el reinado de Ahuizotl. El Recinto Sagrado se amuralló lejos y esta pared se decoró con cabezas de la serpiente. Construyó tres lugares sagrados y la Casa de los Guerreros del Águila. En la inauguración de este Gran Templo en 1487, Ahuizotl pidió el sacrificio de muchos prisioneros de guerra; un promedio de 1,000 víctimas por día se sacrificó por el período de veinte días. Cada día la sangre corrió como un río en el pavimento de Great Plaza, y la escalera de la gran pirámide literalmente se bañó en la sangre.

El último templo

El séptimo y último templo es lo que Hernan Cortes y sus hombres vieron cuando llegaron a Tenochtitlan en 1519. Muy poco de esta capa permanece debido a la destrucción los españoles trabajaron cuando conquistaron la ciudad. Sólo una plataforma al norte y una sección del pavimento en el patio en el lado del sur todavía se puede ver.

La mayor parte de lo que se conoce sobre este templo está basado en el registro histórico. Era entonces el centro ceremonioso activo más grande y más importante. La lucha Bernardino de Sahagun relata el Recinto Sagrado como tener 78 edificios; sin embargo, el alcalde Templo towered sobre todo de ellos.

La pirámide se formó de cuatro se inclinó terrazas con un paso entre cada nivel, encabezado por una gran plataforma que midió aproximadamente. Tenía dos escaleras para tener acceso a los dos lugares sagrados en la plataforma superior. Uno se dedicó a Tlaloc, Dios del agua en la izquierda (ya que afronta la estructura), y un a Huitzilopochtli, Dios de la guerra, en la derecha. Los dos templos estaban aproximadamente en la altura, y cada uno tenía braseros grandes donde los fuegos sagrados continuamente se quemaron. La entrada de cada templo tenía estatuas de hombres robustos y asentados que apoyaron a los abanderados y banderas del papel de la corteza hecho a mano. Cada escalera fue definida por barandillas que bordean la escalera que termina en cabezas de la serpiente amenazantes en la base. Estas escaleras sólo fueron usadas por los sacerdotes y víctimas de sacrificio. El edificio entero fue al principio cubierto de pintura de policromo y estuco.

Las deidades se alojaron dentro del templo, protegido del exterior por cortinas. El ídolo de Huitzilopochtli se modeló de semillas del amaranto mantenidas con miel y sangre humana. Dentro de él eran bolsos que contienen jade, huesos y amuletos para dar la vida a Dios. Esta cifra se construyó anualmente y lujosamente se adornó y se equipó con una máscara de oro para su festival sostenido durante el mes azteca de Panquetzaliztli. Al final de festival, la imagen se rompió aparte y compartió entre el pueblo para comerse.

En su descripción de la ciudad, archivos de Cortés que él y los otros españoles fueron impresionados por el número y la magnificencia de los templos construidos en Tenochtitlan, pero esto fue atenuado por este desdén a sus creencia y sacrificio humano.

El 14 de noviembre de 1521, Cortes detuvo al emperador Moctezuma II y pidió la destrucción de todas las reliquias religiosas de los aztecas. Pidió una cruz católica colocada en el alcalde Templo. Mientras Cortes se fue a Veracruz para oponerse a españoles que esperan detenerle, Pedro de Alvarado aprendió de un plan de atacar a los españoles y organizó un ataque de prioridad contra los aztecas en el Recinto Sagrado mientras celebraron un festival religioso. Desarmado y atrapado dentro de las paredes del Recinto Sagrado, un estimado 8,000–10,000 la nobleza azteca se mató. Cuando la palabra de la extensión de la masacre en todas partes de la ciudad, la gente encendió a los españoles, matando siete, hiriendo a muchos, y conduciendo el resto atrás a sus cuartos. Los españoles se atraparon entre dos fuerzas aztecas y 68 se capturaron vivos. Diez de estos cautivos españoles inmediatamente se sacrificaron en el Templo y sus cabezas cortadas se echaron hacia atrás a los españoles. Los demás se sacrificaron en el Gran Templo esa noche, que se podría ver de los campos españoles. Los españoles sacrificados se desollaron y sus caras — con barbas atadas — eran bronceados y enviado a ciudades aliadas, tanto para solicitar la ayuda como advertir contra engañar la alianza.

Después de la caída de Tenochtitlan en 1521, las tierras controladas por los aztecas se hicieron la parte del Imperio español. Todos los templos, incluso el alcalde Templo, se despidieron, tomando todos los objetos de oro y otros materiales preciosos. Cortés, que había pedido la destrucción de la capital existente, hizo añadir una ciudad del estilo mediterráneo el sitio. Los elementos esenciales del viejo centro imperial, incluso el alcalde Templo, se sepultaron bajo de manera similar características claves de la nueva ciudad española en lo que es ahora el centro de la cuidad histórico de la Ciudad de México. El alcalde Templo y el Recinto Sagrado se demolieron y una iglesia española, más tarde la catedral principal, se basó en la mitad occidental del recinto.

Simbolismo del templo

Según la tradición, el alcalde Templo se localiza en el punto exacto donde Dios Huitzilopochtli dio a la gente de Mexica su signo que habían alcanzado la Tierra Prometida: un águila en un cactus nopal con una serpiente en su boca.

El alcalde Templo era parcialmente una representación simbólica de la Colina de Coatepec, donde según el mito de Mexica, Huitzilopochtli nació. Huitzilpochtli surgió de su madre Coatlicue totalmente cultivada y totalmente armada para combatir a su hermana Coyolxauhqui y sus hermanos Centzon Huitznahua que tuvo la intención de matar él y su madre. Huitzilpochtli era victorioso, matanza y desmembración de su hermana. Su cuerpo se lanzó entonces al fondo de la colina. Como la mitad del sur del Gran Templo representó Coatepec, el gran disco de piedra con el cuerpo desmembrado de Coyolxauhqui se encontró en el pie de este lado del templo. La mitad del norte de Tonacatepetl representado, la montaña a casa de Tlaloc.

Ballcourt sagrado y el estante del cráneo se localizaron en el pie de la escalera de los templos dobles, para imitar, como el disco de piedra, donde se dijo que Huitzilopochtli ha colocado la cabeza decapitada de la diosa. Estas posiciones sirvieron de un lugar para la nueva promulgación del conflicto mítico.

Varios niveles del Templo también representan la cosmología del mundo azteca. En primer lugar, se alinea con las direcciones cardinales con puertas que se unen con caminos que conducen en estas direcciones. Esto indica el lugar donde el avión del mundo en el cual la gente vive cruza los trece niveles del cielo, llamado Topan y los nueve niveles de la hampa, llamada Mictlan.

Recinto sagrado y edificios circundantes

El Recinto Sagrado del alcalde Templo cercó un área de casi y fue rodeado por una pared llamada el “coatepantli” (pared de la serpiente). Entre los edificios más importantes eran el ballcourt, Calmecac (área para sacerdotes), y los templos dedicados a Quetzalcoatl, Tezcatlipoca y el sol. El alcalde Templo él mismo delineó el lado del Este del Recinto Sagrado.

En los lados del alcalde Templo, los arqueólogos han excavado varios cuartos magníficos y estructuras que unen. Uno de los mejores conservados y el más importantes es el Palacio (o Casa) de los Guerreros del Águila. Este área se remonta a la cuarta etapa del templo, alrededor de 1469. Fue excavado en 1981 y 1982 por José Francisco Hinojosa. Es un cuarto L-shaped grande con escaleras decoradas con esculturas de cabezas del águila. Para entrar en este cuarto principal, uno tuvo que pasar por una entrada guardada por dos representaciones esculpidas grandes de estos guerreros. Los Guerreros del Águila eran una clase privilegiada quienes se dedicaron a Dios Huitzilopochtli y se vistieron para parecer a águilas. Lindar con este palacio es el templo para estos guerreros — también conocido como el Templo Rojo. Este templo muestra la influencia de Teotihuacan clara en sus pinturas (generalmente en el rojo) y el diseño de su altar. Casi todas las paredes interiores de la Casa de las Águilas se decoran con pinturas hermosas y contienen bancos largos, que también se pintan. Éstos bancos se forman de dos paneles. El superior es un friso con serpientes ondulantes en el bajorrelieve. El panel inferior muestra procesiones de guerreros armados que convergen en un zacatapayolli, una pelota de la hierba en la cual Mexica pegó lancetas sangrientas durante el ritual de autosacrificio. Este palacio expresamente imita la mayor parte del estilo del Palacio Quemado, localizado en las ruinas de Tula.

Varios artefactos importantes se han encontrado en este área, el más importante de los cuales son dos esculturas de cerámica grandes casi idénticas de Mictlantecuhtl, Dios de la muerte. A pesar de encontrarse en piezas frágiles, tanto se reconstruyeron y están en la pantalla en el museo local.

Otra área que une se dedicó a los Guerreros del Ocelote. Su templo, dedicado a Dios Tezcatlipoca, está bajo el Museo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público corriente al sur del alcalde Templo.

El Calmecac era un pasillo de la residencia para sacerdotes y una escuela para futuros sacerdotes, administradores y políticos, donde estudiaron la teología, la literatura, la historia y la astronomía. Su posición exacta está en un lado de lo que es ahora Donceles Street. El Templo de Quetzalcoatl se localizó al Oeste del alcalde Templo. Se dice que durante el equinoccio, el sol se elevó entre los lugares sagrados dedicados a Huitzilopochtli y Tlaloc y brilló directamente en este templo. Debido a la naturaleza serpentina de Dios, el templo tenía una base circular en vez de uno rectangular.

El campo de la pelota, llamado el tlachtli o teutlachtli, era similar a muchos campos de la pelota sagrados en Mesoamerica. Los juegos se jugaron con los pies descalzos, y los jugadores usaron sus caderas para mover una pelota pesada para apedrear anillos. El campo se localizó al Oeste del alcalde Templo, cerca de las escaleras dobles y se orientó Este - Oeste. Al lado de esta pelota el campo era el "huey tzompanti" donde los cráneos de víctimas de sacrificio se guardaron siendo cubierto en el estuco y se decoraron.

El Templo del Sol se localizó al Oeste del alcalde Templo también y su permanece están bajo la Catedral Metropolitana. El proyecto de apuntalar la catedral al final de 20mo siglo y principio del 21er traído para encender varios artefactos.

Ofrecimientos

La mayor parte de los objetos encontrados en el alcalde Templo eran ofrecimientos. Aunque muchos sean del diseño de Mexica, también hay los artículos abundantes de otros pueblos, hechos entrar como el tributo o a través del comercio. Las esculturas, los cuchillos del sílex, los buques, las cuentas y otros ornamentos suntuarios — así como minerales, plantas y animales de todos los tipos y los restos del sacrificio humano - estaban entre los artículos depositados en ofrecimientos. Todos éstos realizaron una función específica dentro del ofrecimiento, según el simbolismo de cada objeto. En excavaciones en el alcalde Templo, los tipos diferentes de ofrecimientos se han encontrado y han sido agrupados por investigadores en términos de Tiempo (el período en el cual el ofrecimiento se depositó); Espacio (la posición del ofrecimiento dentro de la estructura); Contenedor (tipo y dimensiones del receptáculo que contiene los objetos); distribución interna (colocación de objetos dentro del ofrecimiento) y valor de los artículos. Los ofrecimientos por lo general se contenían en cavidades, en urnas de piedra, y en cajas hechas de losas. Éstos se encuentran bajo pisos; en plataformas, cuerpos arquitectónicos, escaleras y en templos. Estos ofrecimientos se colocaron acompañados por rituales complejos después de juego modelos temporales, espaciales y simbólicos, según la intención del ofrecimiento.

Objetos de Mexica más viejo, localizados en el segundo templo, son dos urnas que contienen los restos de huesos incinerados; una de las urnas se hizo de la obsidiana y el otro del alabastro. Una pequeña máscara de plata y una campana de oro se encontraron dentro de una urna, y la segunda campana de oro y dos cuentas de piedra verdes se colocaron en el otro.

Las imágenes de dioses Huehueteotl-Xiuhtecuhtli, juntos con Tlaloc, presidieron la mayor parte de los ofrecimientos encontrados en el alcalde Templo. Representando el fuego y el agua respectivamente, este par de deidades probablemente simbolizó el concepto de "agua ardiente," una metáfora para la guerra.

Otro tema expuesto en este pasillo es el autosacrificio, un ritual que se condujo en el privado como un acto personal de la comunicación con dioses. Extendido en todas partes de la población entera, esta práctica se realizó perforando ciertas partes carnosas del cuerpo — como los lóbulos de la oreja, labios, lengua, pecho, terneros, etcétera — con láminas de la obsidiana, agujas de la agave o perforadores del hueso. Una vez que el instrumento fue cubierto de la sangre, se insertó en pelotas pajizas llamadas Zacatapayoli. La totalidad probablemente se colocó en cajas ceremoniosas — tepetlacalli — como un ofrecimiento a dioses. Los objetos asociados con el sacrificio humano son las “láminas de la cara” o cuchillos decorados con ojos y dientes, así como máscaras del cráneo. Otros artículos ceremoniosos incluyen instrumentos musicales, joyería y braseros para la incineración de copal.

El museo del alcalde Templo

El Museo del alcalde Templo se construyó en 1987 para alojar el Proyecto del alcalde Templo y su encuentra — un proyecto que sigue el trabajo hasta este día. En 1991, el Programa de la Arqueología Urbano se incorporó como la parte del Proyecto del alcalde Templo cuya misión es excavar el área más vieja de la ciudad, alrededor de la plaza principal. El edificio del museo fue construido por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, que previó una estructura distinta que mezclaría con los alrededores coloniales. El museo tiene cuatro pisos, tres de los cuales son para exposiciones permanentes y las cuartas oficinas de casas para el director, administración del museo y personal de investigación. Otros departamentos se localizan en el sótano, donde también hay un auditorio.

El museo tiene ocho salones de exposiciones principales, llamados “salas”, cada uno dedicado a un tema diferente. La habitación 1 se dedica a las diosas Coatlicue y Coyalxauhqui, madre y hermana a Huitzlipochtli, respectivamente. Aquí se muestran el primer encuentra asociado con el templo, desde el principio provisional encuentra en el 19no siglo al descubrimiento del disco de piedra enorme de Coyolxauhqui, que inició el Proyecto del alcalde Templo.

La habitación 2 se dedica a los conceptos de ritual y sacrificio en Tenochtitlan. Este cuarto contiene urnas donde los dignatarios donde enterrado, los ofrecimientos funerarios, así como los objetos se asociaron conmigo y sacrificio humano — como instrumentos musicales, cuchillos y cráneos.

La habitación 3 demuestra la economía del Imperio azteca en la forma de tributo y comercio, con ejemplos de productos acabados y materias primas de muchas partes de Mesoamerica. Sala 4 se dedica a Dios Huitzilopochtli. Su lugar sagrado en el templo era el más importante y el más grande. Este cuarto contiene varias imágenes de él así como ofrecimientos. También localizado aquí son las dos estatuas de cerámica grandes de Dios Mictlantecuhtli que se encontraron en la Casa de los Guerreros del Águila que se dedicaron a Huitzilopochtli.

La habitación 5 se dedica a Tlaloc, la otra deidad del principio de los aztecas y uno de los más viejos en Mesoamerica. Este cuarto contiene varias imágenes de Dios por lo general trabajaba en la piedra verde o volcánica o en la cerámica. El trabajo más estimado es un pote grande con la cara de Dios en la alta relieve que todavía conserva la mayor parte de la pintura azul original.

La habitación 6 se dedica a la flora y la fauna de Mesoamerica en este tiempo, como los aspectos divinos más contenidos para los aztecas. También muchos de los ofrecimientos encontrados en el alcalde Templo eran o se hicieron de varias plantas y animales. Relacionado con la Habitación 6, la Habitación 7 contiene objetos expuestos de la tecnología agrícola del tiempo, sobre todo en el crecimiento de maíz y la construcción de chinampas, los llamados “jardines flotantes”. El último cuarto es la Habitación 8, se dedica a la arqueología y la historia del sitio.

Literatura

Véase también

Enlaces externos



Buscar